Latest Entries »

Mi madre tenía muchos problemas. Había estado ganando peso y perdiendo pelo. No dormía, se mordía las uñas y rechinaba los dientes. Era irritable, gruñona y amargada. Hasta que un día, de pronto, ella cambió. La situación estaba igual, pero ella era distinta.

─ Vieja ─ dijo mi padre ─ llevo tres meses buscando trabajo y no he encontrado nada, voy a echarme unas cervecitas con los amigos.

─ Ah, de acuerdo ─ contestaba mi madre ─. Ya encontrarás trabajo.

─ Tía ─ dijo mi primo ─ perdí todas las materias en la universidad.

─ Ah, de acuerdo ─ respondió mi madre ─. Ya te recuperarás, y si no, pues repites el semestre. Pero lo pagas tú.

─ Tía ─ dijo mi prima ─ choqué el carro.

─ Ah,  de acuerdo ─ suspiró mi madre ─. Llévalo al taller, busca cómo pagar por la reparación, y por lo pronto movilízate en camión, bus, colectivo, camioneta, taxi…

─ Nuera ─ llegó diciendo su suegra, que siempre la fustigaba, con maleta en mano ─ vengo a pasar unos meses con ustedes.

─ Ah, de acuerdo ─ dijo mi madre ─. Acomódese en el sillón y agarre unas cobijas del armario.

Todos se reunieron, preocupados, al ver esas «no reacciones negativas» de mi madre. Sospechaban que hubiera ido al médico para que le recetara pastillas.  Seguramente, estaría ingiriendo una sobredosis.

Propusieron hacerle una «intervención» a mi madre para alejarla de cualquier posible adicción que tuviera hacia algún medicamento «antiberrinches». Pero cuál sería su sorpresa, pues cuando se reunieron en torno a ella mi madre explicó:

─ Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que cada quien es responsable de su vida. Me tomó años descubrir que mi angustia, mi mortificación, mi depresión, mi coraje, mi insomnio y mi estrés no solamente no resolvían sus problemas, sino que agravaban los míos. Yo no soy responsable de las acciones de los demás, pero sí soy responsable de las reacciones que yo exprese ante ellas. Por lo tanto, llegué a la conclusión de que mi deber para conmigo misma es mantener la calma y dejar que cada quien resuelva lo que le corresponde.

Y siguió diciendo:

─ He tomado cursos de yoga, de meditación, de milagros, de desarrollo humano, de higiene mental y de programación neurolingüística; y hay un común denominador: finalmente, todos conducen al mismo punto. Eso es que yo solo puedo tener injerencia sobre mí misma, ustedes tienen todos los recursos necesarios para resolver sus propias vidas. Yo solo podré darles mi consejo si acaso me lo pidieran, y de ustedes depende seguirlo o no. Así que de hoy en adelante yo dejo de ser el receptáculo de sus responsabilidades, el costal de sus culpas, la lavandera de sus remordimientos, la abogada de sus faltas, la depositaria de sus deberes, o su llanta de repuesto para cumplir sus responsabilidades. Los declaro a todos «adultos independientes y autosuficientes».

Todos se quedaron mudos. Y ese día la familia comenzó a funcionar mejor. Porque cuando mamá está bien, todos en la casa saben lo que les toca hacer.

Autor desconocido.

Tomado de Internet.

Alejandro Jodorowsky nos habla de que no tenemos un solo ego, sino cuatro que son como cuatro caballos que hacen avanzar el carro de nuestro Yo corporal:

1.- INTELECTO: produce ideas, lo mental.
2.- EMOCIONAL: produce sentimientos, la vida emocional
3.- SEXUAL-CREATIVO: produce deseos, es la fuerza libidinal
4.- MATERIAL: es nuestro cuerpo con sus necesidades básicas y la vida material

Pasemos a desarrollar con algún ejemplo aclaratorio esta idea básica de la metagenealogía jodorowskyana:

Ego intelectual o energía intelectual

-El filósofo que vive en su cabeza, es el perfecto ejemplo de una persona situada en su ego intelectual, que puede acabar sus días recluido en su mente. Quedando desconectado de su cuerpo, de sus emociones y su creatividad. Una persona que considera que todo el universo es algo racional y teme aquello que no puede explicar intelectualmente.

Ego emocional o energía emocional

-Un ejemplo de este ego emocional podrían ser los seguidores “fanáticos” de cualquier partido político. Los que asisten con su “banderita” de un determinado partido a un mitin en campaña electoral. Cada palabra de su “gurú político” es aclamada como si les fuera la vida en ello. Realizan cánticos colectivos donde se descalifica al rival político de turno. Impregnados de un sentimiento de afinidad, todos comparten similares emociones conectadas con una determinada manera de entender la vida. Tal vez no nos habíamos dado cuenta de lo mucho que se parece un mitin a un partido de fútbol. Donde el aficionado también realiza cánticos colectivos, donde los gritos e insultos al rival pueden acompañarse con banderas de los colores del equipo.

El ego emocional nos habla de sentimientos y nos conecta con el corazón. Ego que en el árbol genealógico está relacionado con nuestros abuelos y sus hermanos…
Al igual que evaluamos las ideas, para conservarlas o deshacernos de ellas según su grado de utilidad y belleza, también debemos examinar nuestros sentimientos para ver si son auténticos o no. Todo sentimiento que nos lleve a la guerra y a la confrontación es algo de lo que deberíamos prescindir. Los sentimientos auténticos son aquellos que nos conducen a la paz

Ego libidinal o energía sexual y creativa

-Queda representado por aquel que sólo vive para seducir o ser seducido. La persona que dice que en la vida sólo hay sexo y olvida incluso sus capacidades creativas.

Ego material o energía material

-El ejemplo más visible es el cuerpo musculado del personaje que vive en un gimnasio, obsesionado por la dieta y por la comida con pocas calorías. Otra de las caras de este ego es la necesidad de mantener una edad corporal determinada, entre 20 y 35 años. Luchando contra el paso del tiempo a golpe de bisturí.
Este es un ego que no desea desaparecer como demuestra la siguiente historia:

Se trataba de un gran gurú rodeado por todos sus discípulos en ese difícil tránsito hacia la muerte. Entonces uno de sus discípulos se acercó para preguntarle por sus últimas palabras

El gurú contestó: ¡No quiero morir! ¡No quiero morir! ¡No quiero morir!

Nuestro problema es que mezclamos los cuatro centros (egos) creyendo que son uno solo y que este solo es de naturaleza intelectual.

Cuando en realidad deberían de estar equilibrados, cuando uno se desarrolla en exceso, los otros tres se desarrollan en defecto, quedan inmaduros, reprimidos, insatisfechos.

Alejandro Jodorowsky discrepa con algunas corrientes espiritual defensoras de la idea de que tenemos que matar al ego para llegar a la iluminación, o a tener un nivel de consciencia elevado. Dice que el ego no hay que matarlo, sino domarlo.

A veces compara nuestro ego con un perro, cuyas cuatro patas, esas cuatro energías, deben de ir encaminadas en la misma dirección. Si cada pata lleva un camino distinto, el perro se cae y da con la panza en el suelo. No llega a ningún sitio. Es lo que pasa cuando pensamos una cosa, queremos otra, deseamos algo diferente y hacemos al contrario.

También nuestra mano tiene una disposición que nos permite comprender los cuatro egos y la quinta esencia. El dedo índice es el que representa el ego intelectual, a su lado tenemos el dedo corazón representa al ego emocional, a continuación el anular se conecta con el ego libidinal y el meñique representa el material o corporal. Podemos ver como el pulgar es otra cosa, se separa de los otros cuatro, representa nuestra quinta esencia

Estos cuatro centros no se comunican entre si (tienen lenguajes diferentes) y llevan su propia vida independiente los unos de los otros. Y es por ello que resulta necesaria una cierta sabiduría interior, que Alejandro Jodorowsky llama la quintaesencia debe traducirnos el lenguaje de los mismos. Su papel consiste en hacer que todos esos lenguajes se vuelvan compatibles entre sí a fin de que el intelecto comprenda al corazón, al sexo y al cuerpo.

Podemos preguntarnos: ¿Por qué no vivir en todos los egos, trasladándonos de uno a otro, sabiamente conducidos por nuestra alma o quinta esencia?

El perro debe de seguirnos hacia donde vaya el ser esencial, hacia nuestra finalidad. Si no es así, somos nosotros los que seguimos al ego, vamos encaminados a metas que no son las esenciales.

1.-El intelecto quiere ser, debes enseñarle a no ser (mente vacía)
2.-El corazón quiere ser amado y amar, debes proporcionarle la paz (corazón lleno)
3.-El sexo quiere crear debes enseñarle a morir (mutación del ego en esencia impersonal)
4.-El cuerpo quiere actuar, debes enseñarle a meditar (lo inmovilizamos durante unos minutos al día)

Los cuatro palos del Tarot, el Oro, el Basto, la Espada y la Copa, nos simbolizan: hablan del cuerpo, del sexo, del intelecto y de la energía emocional. Alejandro Jodorowsky habla de las doce deformaciones, que describen las formas en que se vive con uno de los egos se invadido por otro.

También nuestro árbol genealógico está conectado con estos centros:

-El ego material en nuestra hermandad

-El ego libidinal en el nivel de nuestros padres y sus hermanos

-El ego emocional a la altura de nuestros abuelos y sus hermanos

-El ego intelectual con los bisabuelos

Alinearnos con nuestros deseos no es más que poner de acuerdo las cuatro energías para que persigan la misma meta en el camino. Como cada una habla un lenguaje diferente, son como instrumentos musicales que nada tienen que ver el uno con el otro. Es nuestro Ser Esencial , el conductor del carro del que hablamos al principio, el que hace de traductor, de mediador y el que debe hacer de director de orquesta para que los cuatro instrumentos toquen la misma melodía.

Sucede como en el cuento de las uvas, en el que se narra como un persa, un árabe, un turco y un griego, hambrientos, andaban errantes por el desierto. Soñador, el persa evoca el sabor de los “angûrs” y le entran ganas de comer en ese mismo momento unos cuantos. El árabe observa que sería mucho más agradable comer “inabs”. El turco le replica que unos “uzums” serían más indicados en su situación. El griego promete un placer aún mayor ponderando las virtudes de los “iztafils”. Queriendo tener todos la última palabra, los cuatro hombre se ponen a pelearse. Cuando están a punto de llegar a las manos, un sabio, acertando a pasar por su camino, comprende la razón de su disputa y les calma enseguida diciéndoles:

-¡Dejad ya de pelearos! Pues habláis de lo mismo. Lo que todos vosotros queréis no es sino comer uva. Ésta se llama “angûr” en persa, “inab” en árabe, “uzum” en turco y “iztafil” en griego.

Imagen: Romanie

ESTAMOS VIVIENDO EL TARIPAY PACHA
Lobo blanco dice que es tiempo de recordar, es tiempo de ver en nuestras vidas cuanto Hucha ..Energía pesada, dolor o sufrimiento existe. Es tiempo de ver cuanta bendición, cuanta energía ligera o felicidad o alegría o Sami existe en nuestra vida. Es el tiempo de cosechar lo que ya sembramos durante miles de vidas…
Todo esto que vivimos no son sino disfraces de algo que vinimos a hacer en este mundo. A reencontrarnos a nosotros mismos. Son solo las huellas o las pistas que nos llevan a encontrar esa esencia que somos nosotros. Este tiempo es el tiempo del Taripay Pacha o el reencuentro con nosotros mismos.
Es el tiempo de reencontrar a tu Ser de Poder que habita en tu Corazón!
Muchos creen que ya lo están haciendo…pero como sabrás que el proceso se ha dado?
Pues es sencillo, será el día en que en tu casa o sitio no habrá más fotos o imágenes de ángeles, arcángeles, avatares, maestros o seres luminosos. Simplemente estará tu foto y cada vez que la veas sientas que esa luz poderosa emana de ti y emana de la piedra, planta o animal que te acompaña. Allí sabrás que estás completando el Taripay Pacha y que tú eres la Luz y todo te lo pedirás a ti mismo.
Es el tiempo donde te darás cuenta que un poncho, un chullo o una camisa ancestral y un par de iniciaciones no significan nada, si todavía no puedes con tu ira, tu envidia o tus deseos de ser más. Es el tiempo donde te darás cuenta que todo está bien para los demás, y para ti siempre y cuando respetes la vida. Respetar la vida es respetar a los seres humanos, los Animales, los Minerales y las Plantas y toda la Creación o Kawsay.
Dentro del respetar las plantas, está el respetar las Plantas Sagradas, que significa solo tomarlas en forma sagrada una o dos veces en la vida; si las necesitas , porque de otra forma no las estás respetando y estás abusando de ellas. Porque no trabajas más el Corazón en vez de ello?
Recuerda estamos en el Kay Pacha o el mundo concreto del Aquí y Ahora en el que vivimos; pero siempre tienes que ser como el Puma, ver oler y sentir eso que está más allá de los sentidos cotidianos. Tienes que ver lo que otros no ven. Si ellos insisten en ver a otros seres luminosos, tu ya estás en otro estado…tu ya eres el ser luminoso, pero debes hacerlo en forma sigilosa y por demás discreta. Ese es el sello de que eres o te estás volviendo luminoso. Es el momento donde dejas de seguir a personas, y solo te congregas para compartir cuando tu Corazón te lo dice, cuando el Círculo de Corazones o de los 3 Corazones te convoca!
Eso que es lo que nos ha convocado en este mundo..el Taripay Pacha..o el tiempo del encuentro con nosotros mismos.
Lobo Blanco Wayna Pacha

La mujer que me habita, la que sabe , me dice cuándo es el momento de la retirada.
Me hablan mis ancestras.
Me guían.
Y me empujan al borde de los precipicios.
– Salta! – gritan.
Y si no salto me asfixian.

La mujer que me habita sabe cuándo salir corriendo.
Sabe dónde me comen y dónde como yo.
Y me habla bajito cuando duermo contándome cómo soltar las cadenas. Canta la loba en mi vientre canciones de salir corriendo.

Hay un tambor en mi centro que se pone a vibrar cuando llego vacía de todo, menos de mí.
Hay una serpiente en la tierra que se despierta y me busca cuando lo que elijo me enferma.

No hay tiempo.
Es ahora , o nunca.
Ha llegado el momento de mirar a la cara a la bruja. Y dejarle pasar.

Apartarse y morir. Morir a lo viejo. A la mentira. Lo conocido. La mujer a medias. La enferma. La que ama a medias y vive a medias. Y da a medias. Y a medias se queda. Yo te muero, mujer. Para revivirte de nuevo y darte el espacio que de verdad ocupas en el mundo.

El lugar que te corresponde.
No importa ese camino que te desaparece a cada paso que das ahora. No importa que no veas sendero delante de ti , mujer.
Avanza a oscuras con los ojos muy abiertos!

Huele a tus abuelas!
Y date cuenta de que CONOCES EL CAMINO. Porque ya fuiste antes!
Porque ya fuiste antes, mujer.
Ve,
que no vas sola.

– Viajamor / Elena Alonso –

Hermosa meditación para estar contigo mismo, escucharte y liberar lo que sea necesario. http://www.youtube.com/watch?v=_mJZk9IsoUs

Este es un ejercicio para practicar a diario que puede servir para procesar y su superar el miedo. 

Puedes hacer este ejercicio en cualquier momento, cada vez que sientas miedo.

Para mejores resultados, es ideal hacerlo en un lugar privado y silencioso, trabajando con una lista de miedos que haz escrito previamente.

Siéntate o acuéstate cómodamente con tu espalda recta y cierra los ojos.

Toma aire profunda y lentamente hacia tu abdomen, luego exhala lo más rápido que puedas.

Repite, toma aire lentamente, y luego suéltalo lo más rápido que puedas.

Y una vez más, inhala despacio, despacio, luego exhala rápidamente.

Ahora continúa respirando a tu propio ritmo.

Escanea tu cuerpo físico desde la cabeza hasta los dedos de los pies, para encontrar la energía del miedo.

Busca el miedo. Si no lo puedes encontrar, lee uno de los miedos de tu lista y escanea tu cuerpo de nuevo.

Una vez encuentras miedo en tu cuerpo, simplemente obsérvalo. No lo analices, solo obsérvalo. Deja que esté allí. Deja que exista. Deja que crezca y sea lo que es.

Se puede manifestar en una incomodidad física, como un nudo, un dolor, energía localizada, o a través de un pensamiento o una memoria, o simplemente puede ser la emoción del miedo.

Solo míralo.

Obsérvalo.

Siéntelo.

Deja que esté aquí.

Y dile, “miedo, eres bienvenido aquí.”

Te doy la bienvenida aquí.

Dale la bienvenida y permite que crezca.

Permite que se haga cada vez más grande.

Permite que crezca y crezca… lo más grande que le sea posible

Deja que sea lo más grande que pueda ser.

Permite que el miedo se exprese para ti.

pero no analices.

Simplemente permite lo que sea que venga.

Aunque sean palabras

pensamientos,

memorias,

Rastréalo si se transforma en otra emoción,

o si cambia su localización en el cuerpo.

Sin importar en lo que se convierta, dale la bienvenida a la nueva expresión. “pensamiento, eres bienvenido aquí … emoción, eres bienvenida aquí, palabras, memorias, miedo, eres bienvenido aquí.

Eres bienvenido aquí.

Míralo, Obsérvalo.

Ahora, permítete acercarte y abrazar el miedo en cualquier expresión que este haya escogido.

Dale amor y luz y permite que exista.

Agradécele por cualquiera que haya sido el trabajo que tenía para ti, y por estar contigo por tanto tiempo.

Ahora, suéltalo y entrégalo a La Unidad. Permite que vaya libre hacia La Fuente.

Respira profundo ahora. Mientras Inhalas, inhala amor y luz. Y cuando exhales, deja que esa luz y amor vaya y llene el espacio donde solía estar el miedo.

Ahora, simplemente respira despacio y profundamente.

Inhalando luz y amor, y cuando exhales permite que la luz y el amor se extienda por todo tu cuerpo y fuera hacia tu entorno.

Ahora, escanea tu cuerpo desde la cabeza hasta los dedos de los pies para ver si quedó algo de este miedo. Si ha quedado algo, repite el ejercicio inmediatamente. Si no, puedes usar tu lista para hacer el ejercicio de nuevo, o terminar ahora abriendo los ojos y estirando bien el cuerpo.

Repite este ejercicio a diario hasta que no tengas más miedo en tu vida.

Inelia Benz

http://www.meditacionesenelmarrojo.com

http://www.ivoox.com/llegando-a-nueva-tierra-audios-mp3_rf_2073969_1.html

 

Fuente y meditación escrita:

http://hermandadblanca.org/2013/05/25/meditacion-llegando-a-la-nueva-tierra-25-26-y-27-de-mayo/

HA I

Amados. Sigo limpiando “dudas”… sigo limpiando “necesito”… Pero encontré esto que escribí hace algún tiempo y tal vez sirva para aclarar algunos conceptos de la limpieza:

Ha entrado en tu experiencia una circunstancia que calificas “desagradable”. Por ejemplo, una deuda, ó una enfermedad, ó una pérdida, ó la enfermedad de alguien más.

Hacemos Ho’oponopono para que eso se vaya?

No. Hacemos Ho’oponopono para restaurar el espíritu del Aloha. Lo hacemos para volver a Cero. Lo que estamos haciendo no es “resistirnos” a esa circunstancia. Todo lo contrario. La “amamos”, le damos gracias por haberse presentado en nuestra realidad, por tener la oportunidad de VER que la tenemos en nuestro interior y por manifestarse de tal modo que ahora tenemos la posibilidad de hacernos 100% responsables y liberarla.

Entonces:

1- Detecto que ha entrado en mi realidad. Cómo la detecto? Simplemente porque no me gusta lo que estoy sintiendo en relación a esto que estoy experimentando (la deuda, enfermedad, carencia, enfermedad de otros, pérdida, el gesto del vecino)

2- Aquí puedo hacer dos cosas

2 a) Me apego a esa situación y sufro, es decir, la cara de mi vecino me produce una úlcera y hablo de eso todo el tiempo… lo comento con mis familiares y con mis amigos… y obtengo cada vez más de eso (pago la deuda mil veces – me identifico con esa situación y la padezco).

2 b) Agradezco la oportunidad de liberarlo. Cómo? Haciéndome 100% responsable… “si lo he creado puedo cambiarlo” y hago mi limpieza (me identifico con mi Ser  y rechazo el pensamiento erróneo que nada tiene que ver conmigo… ya que yo no soy eso)

3- Apelo a la Divinidad,  a esa parte mía, que está dentro de mí, y pido que ese pensamiento erróneo sea transmutado por el AMOR y transformado en AMOR.

4- Ahora puedo hacer dos cosas:

4 a) Me siento a esperar que la Divinidad se haga cargo y cuando estimo que ya es suficiente… que ya esperé demasiado y aquí “no pasa nada” me deprimo y digo que Ho’oponopono no funciona (expectativas)

4 b) Confío en que Dios sabe mejor que yo qué es lo correcto y perfecto para mí y lo dejo hacer su trabajo, porque lo UNICO que necesito es a la Divinidad! Porque sé que estoy volviendo a Cero… y en Cero “NO NECESITO NADA” porque lo tengo “TODO”.

Hasta el punto 3, es mi trabajo. Dejo ir. Libero. Entrego a la Divinidad que es la UNICA que puede transmutarlo. Yo no puedo hacer nada al respecto, porque no tengo idea cual es la memoria que está operando en ese momento. No tengo cómo saberlo… entonces… por qué me resisto?! Lo hago por que vuelvo a la creencia que tengo que hacer algo al respecto… entonces… Tengo que limpiar eso! Entonces puede venir una inspiración ó otra situación que restaure el equilibrio… y normalmente, si no estamos atentos, nos dá la sensación que la solución “vino de la nada”… Y es correcto… por que vino del Cero… vino directamente de La Fuente…

Cuando entrego a Dios… a la Divinidad, I, La Fuente… le estoy diciendo que soy de Él… le estoy diciendo que quiero volver a Casa… le estoy diciendo que lo quiero TODO y que no necesito ninguna otra cosa, porque no existe otra cosa… porque lo tengo TODO!

No puedo decirle a Dios: Mira yo te entrego todo mi Ser… soy Tuyo… sólo te quiero a Ti… pero también quiero que me saques de la vista la mala cara del vecino, ó también quiero que me pagues la deuda que se vence mañana… No! Porque eso ya lo dejé con Dios! Esas fueron mis “ofrendas” a Dios… es el modo que tengo de decirle que no me identifico con eso… que lo he visto y que quiero que Él lo corrija! Es mi modo de decirle que sólo quiero estar con El! Es la forma en que renuncio a cualquier cosa errónea que pueda identificar en mi vida, pidiéndole que allí quede sólo Su Divina Esencia, que es con lo que realmente me identifico… Es Él el que se encarga del 4to paso…

Gregg Braden dice en su libro “El efecto Isaías” que la plegaria se hace sintiendo profundamente que el pedido ya fue concedido. Claro que sí! Porque si has establecido una comunicación con La Fuente, del modo que fuera, es porque vas por La Fuente… vas por TODO.  Pero eso requiere la ENTREGA TOTAL. Qué quiero yo? Quiero estar en Casa con Dios y tenerlo TODO? (TODO es TODO… incluido el “pedido” especial) ó quiero que se cumpla mi deseo y quedarme sólo con eso… Aquí… no se puede “transar” con la Verdad. Ó lo quiero TODO… ó quiero una minimísima, infinitesimal y puntual parte…

Tu Ser… NO es ese deseo puntual, no importa lo que se haya manifestado… Tampoco es la suma de tus problemas, ó la suma de las circunstancias que has decidido llamar “desafortunadas”. Tu Ser es de Dios, perfecto como Él te creó… y allí debe volver… al TODO… a la NADA… al CERO… a Dios. No te conformes con menos.

Siempre recuerden que hay miles de caminos para volver a Casa y que Uds no necesitan nada ni a nadie… sólo necesitan a la Divinidad operando en sus vidas… Ténganlo TODO! No necesiten nada y experimenten la libertad completa!

Te deseo la Paz… más allá de toda comprensión.

V.

Este texto fue extraido del grupo Ho’oponopono de Cusi Huasi.

http://cusihuasi.ning.com/group/tallerdelapaz/forum/topics/17-como-funciona-funciona

56 minutos de relajación y guia para escuchar tu cuerpo y transmutar tus síntomas.

https://www.youtube.com/watch?NR=1&v=UWvySdf47zc&feature=fvwp

En el nombre de la Presencia que lo penetra todo, me conecto con la conciencia de la Matriz Unitaria y la inteligencia viva de la naturaleza. Madre Divina, bendícenos con tu amor que lo consume todo, permite que nos abramos completamente para que podamos recibir las riquezas abundantes del universo.

Desde el gran depósito del fuego sagrado ardiendo dentro de la Tierra, ordeno que la Flama Violeta de Transmutación disuelva y consuma todas las barreras de la abundancia divina, aquí y ahora. Que este fuego sagrado inunde la conciencia de toda la gente – liberando un suministro ilimitado de Presencia Divina a todo ser viviente.

Amado Yo SOY, permite que ardan las Flamas Rosa-Rosado del Amor Divino en forma simultánea con el Fuego Consumidor Violeta para transmutar toda ilusión de carencia o separación… catalizando el recuerdo del derecho de nacimiento divino como hijos del amor abundante.

“PERMITE QUE EL FLUJO UNIVERSAL DE ABUNDANCIA DIVINA BENDIGA A TODA LA GENTE POR IGUAL” (3 veces)

Por la ley Universal y a través de ella, está HECHO

Estamos muy agradecidos y benditos. (3 veces)

http://myemail.constantcontact.com/Las-Transmisiones-de-Unidad—Eclipse-Lunar—Luna-Llena–25-de-mayo.html?soid=1101805686944&aid=sF6eyDm42aA#fblike