Todo está en movimiento, todo está sometido al cambio y a la transformación y con la ley de la dualidad la compensación entre lo que se da y lo que se recibe es muy importante para que hacia donde fluye la energía también retorne para que se forme una circulación y no se generen tensiones.

En caso de existir tensiones y para vivir una vida con mayor armonía y equilibrio es necesario movilizar la energía estancada. Podemos empezar identificando las tensiones y bloqueos y qué es lo que nos mueve a tensarnos. Pueden ser autoexigencia por miedo a ser juzgados o maltratados o debido a una necesidad de nuestro niño interior de recibir reconocimiento, afecto  o algún tipo de premio.

Se consciente del tema en el que no fluye la energía en tu vida y en el que quieres realizar un equilibrio, procura ponerle un  nombre. Abundancia de amor, dinero o salud, por ejemplo.

Es posible que hayas acumulado muchas valoraciones sobre este tema y es importante eliminar estas valoraciones para que te abras a la abundancia en todos los aspectos del ser y pueda llegarte la compensación por todo lo que das.

Nosotros somos los que creamos nuestra propia historia  y nuestra propia verdad, en co-creación con el Espíritu y con los demás que compartimos el Planeta. El poder está en cada uno de nosotros. No entregues tu poder a ningún otro ser. Busca dentro de ti mismo para saber en tu propio corazón cuál es la verdad.

Reconoce que mereces disfrutar los valores materiales que posees. Entre más disfrutes, más fluyes. No quieras que tu vida sea diferente, honra tu vida y tu destino tal como es ahora. Todos vivimos exactamente la experiencia que necesitamos para seguir aprendiendo y evolucionando, así creas equilibrio también con el dinero.

Tú también mereces vivir con abundancia todo lo positivo de la vida. Ama la alegría, ama la felicidad y te llegara todo.

Disfruta y elimina tus valoraciones sobre el tema de la abundancia para que puedas aceptarla en todas sus facetas y formas. Permite que fluyan todas las emociones que están dentro de ti, libera tu mente, suelta.

Visualiza tus células liberadas y prográmalas conscientemente con afirmaciones que empiecen con “yo soy” porque tu eres un ser maravilloso, eres un ser amoroso y siempre te esfuerzas porque todo esté en equilibrio. Mereces recibir todo lo bueno. Mereces sentir la riqueza. Mereces vivir una vida feliz.

Debido a esta manifestación se crea una gran riqueza interior y una gran alegría. Esto se mostrará en tu mundo externo porque reflejas en tu entorno lo que llevas dentro.

Comprende que el dinero es un portador neutral de energía y valora al dinero como positivo para que llegue a tu vida, quizás en forma de compensación debido a tu ser y a tus esfuerzos. Mereces tener cosas materiales en este plano y tener mucho dinero, amor y salud. Aumenta las emociones de alegría y felicidad en tu vida. Asiente a tu vida tal y como es, así te conectas con la Fuente y el  flujo de la vida. Ve las diversas situaciones con amorosidad.

Tú eres la abundancia. Tú creas la abundancia.

Tú eres rico, hazte feliz.

Se agradecido.

No se puede ser agradecido y no ser feliz.

Un abrazo en la luz con amor.

Sony González.

Anuncios