Hay quienes creen que no se puede cambiar la manera de cómo reaccionamos o de cómo nos sentimos, e incluso dudan de poder transformar su manera de pensar pero ¡claro que es posible!

Sí podemos dar un giro de ciento ochenta grados a nuestra vida y podemos liberar esas restricciones que nos hemos impuesto y que nos mantienen atados a vivir situaciones que queremos dejar atrás. Deja de torturarte, libera tus cargas y siembra nuevas semillas.

Para avanzar es importante que identifiques cuales son las ideas o creencias que te han estado limitando. En tu vida cotidiana observáte justo cuando estás reaccionando o cuando estás decidiendo contra algo que si deseas. Puedes realizar el siguiente ejercicio para ver con más claridad las ideas que están detrás de tus comportamientos. Tómate un momento para reflexionar, deja a un lado tus pendientes un momento, relájate. Conéctate con la profundidad dentro de ti y en primer lugar pregúntate qué es lo que limita tu camino. Escríbe o dibuja esa idea o creencia, por ejemplo: pienso que todos los hombres son infieles; ó creo que no tengo dinero suficiente, etc.

En segundo termino, escribe qué es lo que quieres lograr ahora.

Enseguida ve la imagen de ti mismo cuando hayas conseguido crear eso. Fijate muy bien en lo que te molesta o que no te gusta de esa imagen, porque es muy probable que por ello no estés consiguiendo lo que quieres. Anótalo para que puedas dejarlo conscientemente. Por ejemplo, me veo feliz con una pareja y veo con desagrado que tengo mucho menos tiempo para otros intereses; ó me veo feliz, alegre, exitoso y con dinero suficiente y en mi imagen también veo que no voy a seguir creciendo profesionalmente, etc.

Muchas veces por esas ideas o cargas que nos molestan, que son irreales o que no queremos dejar atrás nos atoramos en el camino. Reconoce para lo que te han servido, agradécelo y despídete de lo que ya no quieres vivir o de lo que estás dispuesto a dejar para obtener lo nuevo que deseas, así te dispones para tomar la nueva verdad que te ayudará a sentirte como quieres.

Posteriormente, define tu nueva idea, tu nueva verdad considerando tu nueva comprensión y practicala con entusiasmo diariamente como si estuvieras reprogramandote con esa nueva verdad hasta que disuelvas completamente el modelo indeseado. Al repetirla, visualiza como la envias a tu mundo y más allá de él y acoge la vibración que viene de regreso a ti. Si varias veces al día te programas para sentirte feliz, saludable, seguro, agradecido, amoroso, próspero, todo eso empieza a ocurrir en el momento y cosecharás más, adelante. Sólo tienes el presente, vivelo intensamente.

Finalmente, diviertete al darte cuenta de tus repeticiones o acondicionamientos y modifícalos en el momento, viajar ligero y fácil te lleva a seguir avanzando hacia adelante.

Me despido, recuerda que eres un ser maravilloso, poderoso y tremendamente talentoso asi que, vive el presente extraordinariamente!

Un abrazo en la luz y bendiciones.

Sony González.