¿Cómo se logra regresar al amor hacia los padres?

Se logra si nos encontramos con ellos en el nivel del espíritu, con el amor espiritual, más allá de la diferenciación del bien y del mal.

Cómo se logra esto en detalle lo describo en el ejemplo de la adopción de un niño que fue dado. También nos permite enterarnos, sobre cómo tomar a nuestros padres de manera espiritual, cómo aprender a honrarlos y amarlos, y cómo encontrar el camino de regreso a ellos. Cómo poder reencontrarnos con ellos cuando nos hemos apartado, ó si seguimos esperando algo que ellos ni nos pueden ni nos deben dar. Bert Hellinger.

En el ejemplo de la adopción de un niño que fue dado, Hellinger señala que el pequeño adoptado tiene a sus padres igual que como otros niños los tienen, también, muestra algo incuestionable, que de estos padres el hijo adoptado tiene su vida, reflexionemos si en este mundo hay algo más grande que la vida.

Agrega que este niño aunque fue dado en adopción, pertenece a esa familia como todos los demás miembros de la familia y está vinculado con esa familia, sea lo que fuere su destino. Por otro lado, este destino influencia a todos los demás miembros de esa su familia biológica y tomarán parte de él, como si también fuera el destino de ellos.

E igual que para cada uno de nosotros, para el niño adoptado, los padres le han sido obsequiados, tal como son, y se convierten en su destino, tal como es determinado para él. Todo reproche hacia ellos, como que se hubieran hecho culpables frente a él, y toda demanda subsiguiente se dirigen contra esa fuerza del espíritu, que mueve a ambos, a los padres y a la criatura, de tal manera que nadie puede ser diferente a como es en ese momento.

Un niño dado en adopción o una persona con un destino también duro, puede manejar su destino de manera espiritual, de forma que le permita reconocer la grandeza que ese destino le exige, reconocerlo, en un buen sentido como grande y asentir a él tal como es.

https://sonygonzalez.wordpress.com