Sonia González.

Hola queridos lectores, les he compartido algunos fundamentos de la investigación a parejas acerca del amor inmaduro, de su transformación y de otros aspectos que las afectan vistos desde una perspectiva humanista gestalt y sistémica. Continuo, recordando que no hay nada absoluto y que estamos de paso viviendo y transformándonos en la interacción con los otros.

Decía que el temor y el deseo de unión total por la sensación de separatividad provocan que a veces el ser humano se aferre a las personas o a las cosas y que tema crecer e individuarse lo que ocasiona problemas en la relación de pareja. De acuerdo a la psicoterapia es necesario conquistarse adentrándose en todos sus principios existenciales y asuntos inconclusos porque para que se dé una transformación interior es necesario dejarse sentir la angustia y el dolor existencial de la soledad, libertad, finitud, etc., con el dolor de la frustración y de la impotencia que conllevan. Esto permite llegar a un lugar profundo del interior y atravesar la crisis con éxito. En cuanto a la finitud, si nos resistimos a reconocer nuestra naturaleza limitada vamos contra nosotros mismos y detenemos nuestro desarrollo, Villanueva afirma que la persona entre más quiera anular su naturaleza menos potencial tendrá, “entre más se esfuerza la persona por anular su destructibilidad y su fragilidad, más se destruye a sí misma y más aniquila su potencial para vivir en plenitud: “quien quiera salvar su vida, la perderá”. Así que al disponernos a dar la bienvenida a la finitud empezamos a aceptarla para vivir en el único momento que podemos, aquí y ahora disfrutando y responsabilizándonos de nuestra propia vida ya que como afirma Muñoz “la primera y gran responsabilidad es con nosotros mismos”.

Por otro lado superar asuntos inconclusos sirve para establecer un buen contacto consigo mismo y con el entorno, expresar sentimientos, detectar necesidades y valores actuales, desarrollar auto soporte, auto responsabilidad y autenticidad. Aprender a perdonar, pedir, dar, recibir, etc. El ser humano necesita “olvidarse” de su historia, modificando sus viejas imágenes internas pero no evadiéndolas u ocultándolas detrás de una fachada de serenidad ó religiosidad sino realmente dejar atrás esos asuntos del pasado para reorientarse aquí y ahora más allá de lo que pasó hacia lo nuevo, hacia lo desconocido y lo lejano.

Hellinger nos señal que muchas veces el problema se convierte en obstáculo para la solución por lo que para saber cómo puedes amar mejor es muy importante encontrar el punto donde se muestra el amor y darle otra dirección a ese amor, una dirección más sana y más feliz para todos los implicados.

Me despido con palabras de Hellinger “aquel que toma la felicidad como va y viene, también toma lo otro que forma parte de la vida. Así tal vez pueda experimentar que aquello que entra por la puerta como desgracia luego de un tiempo se queda como felicidad. En ese sentido, les deseo todo lo mejor”.

Hasta pronto.