Sonia González.

Hola queridos lectores. De acuerdo a sus sugerencias seguiré compartiéndoles algunas conclusiones de la investigación a parejas. En el anterior hablaba de las causas del amor inmaduro y de cuando nos sentimos muy frustrados, insatisfechos y con ganas de un cambio en la relación de pareja. Seguiré con algunos principios que apoyan esta idea de la transformación.

Para activar la transformación es necesario que en lugar de se pongan obstáculos para abordar un problema se aprovechen las situaciones de crisis para aceptar la tristeza y el dolor, de la angustia y “muerte” necesarias para la creación personal como afirma Villanueva.

Esta transformación es necesaria porque el ser humano es un ser en proceso de desarrollo, es un ser en movimiento que vive en la tierra para crecer, para evolucionar, para dejar atrás muchas de sus limitaciones y vivir cada vez más como persona verdaderamente humana. Fromm dice que tiene que alcanzar su grado de humano olvidándose de su naturaleza animal y que se trata de ir hacia adelante, hacia la evolución, nunca hacia atrás. Está llamado a  aprender a amar durante el transcurso de su vida y está llamado a ser cada vez más consciente de sí mismo para lograrlo. Stain dice que el ser humano está en continuo proceso de hacerse y deshacerse y agrega que puede y debe formarse a sí mismo. Además el ser humano es libre de elegir a quien y hasta donde abre sus puertas, Lepp explica que el ser humano se mueve como una persona libre y espiritual que es dueño de sí mismo, que es dueño de su alma que me deja penetrar en su interior o me rechaza en un encuentro en la puerta o en un encuentro en el interior.

En cuanto al  temor que experimentamos ante la Vida ó ante sentirnos solos que nos hace aferrarnos a alguien o que nos dé miedo crecer es importante que reconozcamos y asintamos a nuestra naturaleza humana y que cumplamos con la misión de ser lo que somos: humanos, porque queramos o no todo ser humano es un ser individual, sólo, frágil, responsable, libre, mortal, aislado, desamparado, separado y débil, un ser, uno, que necesita elegir conquistarse a sí mismo como sugiere Villanueva.

Y por ser libre el ser humano de manera consciente ó inconsciente elige abrirse o cerrarse ala Vida, a la relación con sus semejantes, al amor, a la creación y elige o no, alcanzar su valor humano y como tiene la tarea de ir hacia la evolución cuando no puede avanzar y se siente atorado, girando entre decisiones inadecuadas y su problema, vive las consecuencias de esas falsas soluciones. En ocasiones puede reconocerlo y en otras lo niega y se acomoda en su insatisfacción hasta que ya no lo tolera ó tiene pérdidas que le duelen y que lo impulsan a buscar verdaderas soluciones, lo impulsan al cambio interno, lo impulsan a crecer y a responsabilizarse de su vida encontrándose consigo mismo.

Lepp opina que para comprender su naturaleza necesita adentrarse en lo único que es, o sea, adentrarse en él mismo, en la experiencia de su unicidad como ser solo, en la experiencia de la soledad.

Por hoy es todo, me despido motivándote a escucharte y a transformarte estando seguro que siempre vale la pena hacerlo, es al único que puedes cambiar y cualquier movimiento que tú hagas afecta a los que te rodean y a los que amas.

¡Lo mejor!