El dinero es como la sangre que circula por nuestro cuerpo, es una imagen de nuestra vitalidad, de la alegría de vivir.

Entonces, ¿qué significado tienen los problemas de circulación?

Serían una metáfora de que tenemos problemas en dejar que la vida circule libremente dentro de nosotros, al igual que posibles problemas con el dinero. Cuando nada circula, nos convertimos en personas muy rígidas, tampoco dejaremos que las ideas circulen. Todo acabará por estancarse.

La sangre es justo lo contrario de la muerte…

Cuando oímos, ¡murió desangrado!, podemos imaginar que perdió toda la ilusión por la vida. O cuando necesita de transfusiones periódicas y repetidas muestra que necesita que le “inyecten vida”

¿Y qué sucede cuando mis esfuerzos se encaminan únicamente a acumular dinero?

Hay personas que establecen la prioridad en el ahorro, en no gastar ni un centavo. Son las personas que no invierten, sólo acumulan. La obesidad sería un síntoma de esa disposición. Tienen una vitalidad estancada, recordemos que el dinero estancado como la sangre estancada provoca problemas. La sangre debe circular, debemos invertir esa vitalidad en proyectos que nos resulten estimulantes

Otros equilibran ingresos y gastos de manera que gastan toda su vitalidad disponible. Aunque  nunca exceden su crédito, “juegan” al límite de sus posibilidades.

¿Y si vivo a crédito?

Si gastamos mucho más de lo que ingresamos, nuestra vitalidad entrará en bancarrota. Viviremos por encima de nuestras posibilidades y más pronto que tarde entraremos en un colapso. Nuestro cuerpo “que es muy inteligente” nos obligará a frenar, a detener la sangría.

¿En el punto medio está la virtud?

Lo ideal es tener una sana vitalidad, y utilizar la misma en proyectos que nos llenen. La vitalidad puede aumentar, si necesitamos más ingresos, o disminuir. Pero lo verdaderamente pernicioso es la vitalidad estancada. La que no da ningún tipo de frutos, la que no es creativa porque no tiene objetivo ni proyecto.

La vida cambia constantemente, es movimiento. Todo fluye. Para ser felices debemos admitir que así es la naturaleza de la vida y aceptar su ir y venir constante.

Alejandro Jodorowsky

http://planocreativo.wordpress.com/2009/06/27/el-dinero-es-como-la-sangre-que-circula-por-nuestro-cuerpo/