Sabías que a través de la respiración puedes curar el insomnio, estados emocionales de baja frecuencia como la depresión, ansiedad, confusión, enojo, y calmar estados neuróticos? Existe una relación muy estrecha de todo lo que sucede en nuestro organismo y el aire que respiramos y cómo respiramos. En Yoga se considera que el aire es la energía vital, es decir, la vía primaria por donde fluye el prana, de tal forma que el control de la respiración es inseparable del movimiento, quietud o desarrollo de las posturas. Según el maestro B.K.S. Iyengar “sólo gracias a una respiración adecuada, las asanas se llenan de inteligencia”. El prana se conduce a través del aire “pavan”, en sánscrito, que significa “el que lleva el prana”.  Así la respiración se considera la vida, la fuente del conocimiento, la sabiduría. El control del sistema respiratorio facilita la revitalización del cuerpo gracias al aumento de la capacidad pulmonar y a la oxigenación del torrente sanguíneo. Pero, además, el Pranayama, que significa respiración consciente es decir, respirar con el todo; un vocablo que deriva del sánscrito Prana (pra=primera unidad, na=energía) y Yama: (controlar y extender, manifestación o expansión), favorece la atención, la concentración, la serenidad y el equilibrio físico y mental. Existe una relación entre el control de la respiración y el de las emociones la ansiedad está relacionada con la respiración torácica, de tal forma que un cambio en el proceso respiratorio también permite interrumpir o controlar patrones de respuesta emocional no deseados. Y para entender la actividad del prana en el cuerpo humano, te mostrare un poco de teoría para que pongas en practica consciente tu respiración. Los antiguos yoguis elaboraron, técnicas para controlar la respiración y además, califican la actividad del prana en “aires” o “vayus”. La clave para una buena salud mental y física es mantener los prana vayus equilibrados y fluyendo, ni mas ni menos. PANCHA VAYUS: Pancha significa el numero 5 y  Vayu significa aire y no solo se refiere al aire a grosso modo sino al Prana que respiramos Prana vayu, Y se dividen en 5 partes: PRANA VAYU Se sitúa en el tórax la región del pecho, el área entre la garganta y el diafragma este prana se mueve en ondas y está ligado al campo electromagnético donde la energía está en constante movimiento. Organos respiratorios, su función es la de llevar la energía como inhalación y la absorción del prana del oxígeno, alimentos y agua. Es el polo de entrada. UDANA VAYU Se sitúa de la garganta a la cabeza, rige los sentidos y las funciones del cerebro; su función principal es la expresión y se asocia a la garganta, cuerdas vocales. Controla a su vez los sentidos. SAMANA VAYU Se sitúa en la región entre el corazón o diafragma y el ombligo controla el sistema digestivo y sus funciones; así mismo activa el corazón y el sistema circulatorio. Su función principal es la asimilación de la energía. APANA VAYU Su sede es el bajo vientre, su función principal es la eliminación y expulsión del prana (excreción, eyaculación, gases, menstruación) controla las funciones del intestino grueso, riñones, genitales, y ano. La exhalación. El polo de salida. VYANA VAYU Se sitúa en todo el cuerpo su acción es difusa y extendida. Proporciona energía a los movimientos del cuerpo es el responsable de la posición bípeda, su función principal es la distribución de la energía para la acción en cualquier zona del cuerpo. Asegura la circulación sanguínea, linfática y de la energía nerviosa. Prana vayu y apana vayu  deben de trabajar de manera equilibrada, eso significa que debe existir una correlación entre la cantidad de energía que ingresa y la cantidad de energía que se elimina. Vyana = distribución Udana = Expresión Prana= absorción Samana = asimilación Apana= eliminación Pero para que esto mismo suceda existen 3 de las corrientes de energía mas importantes por la cual se distribuye el prana y se conocen como SUSHUMMA, IDA Y PINGALA y permiten que la fuerza vital y el prana fluyan libremente, lo masculino y lo femenino dentro del ser. IDA es el canal izquierdo o lunar y está conectada a la parte derecha del cerebro. En la respiración yoguica IDA está conectada con el orificio izquierdo de la nariz y es el que va a calmar, es húmedo, frío y tranquilizante. PINGALA  es el canal derecho o solar y está conectado con la parte izquierda del cerebro y la parte derecha de la nariz, por lo tanto es el que va a dar energía, es caliente, seco y activo. SUSHUMMA es el gran nadi central y está conectado a la columna vertebral y al sistema nervioso central. Sushumma está flanqueada por las otras dos energías o corrientes Ida y Pingala que se cruzan en los 6 primeros chakras, si comienzan juntas en el chakra base las 3 corrientes deben separarse para poder distinguirse como 3 energías distintas IDA se va hacia la izquierda mientras PINGALA va hacia la derecha dejando a SUSHUMMA ascender verticalmente, estas corrientes se reúnen creando un nuevo chakra o centro de energía. La respiración es la única función fisiológica que, además de ser involuntaria o mecánica es una actividad refleja, también puede ser controlada conscientemente. “Cuando el aliento va y viene, la mente está inquieta, pero cuando el aliento se calma, también se calma la mente”. El acharya B.K.S Iyengar explica en breve la importancia de la respiración, inhalación y exhalación.

Todo el proceso se realiza por la nariz para poder filtrar el aire y sus bacterias a través de la vellosidad de los orificios de la nariz y adecuar la temperatura del aire a la del cuerpo. También se inhala por la nariz para absorber la máxima cantidad de prana y dirigirlo al sistema nervioso central y al cerebro. Baja o abdominal Es la más común, durante la inspiración el diafragma baja para que el aire entre en los pulmones; el abdomen se expande y masajea los órganos, bazo, estómago y páncreas favoreciendo su funcionamiento. En la espiración el diafragma sube y el estómago desciende hundiéndose. Media, intercostal o torácica es una respiración incompleta que se lleva a cabo con los músculos de las costillas que expanden la caja torácica. Alta o clavícula es el tipo de respiración más superficial. Requiere un máximo esfuerzo para obtener muy poco aire. Durante la inhalación los hombros y las clavículas se levantan mientras se contrae el abdomen. Respiración completa o profunda es la que normalmente se utiliza en las clases de Yoga. Primero se llenan las partes inferior, media y alta de los pulmones y, al exhalar, el aire se elimina en orden inverso, como al llenar un vaso de agua. El pecho y los hombros deben quedar inmóviles y pasivos durante todo el proceso. Solamente las costillas se expanden, durante la inhalación, y se contraen durante la exhalación. Además de la respiración consciente, se practican técnicas respiratorias concretas. Los ejercicios de respiración yóguica enseñan a controlar el prana y, por tanto, la mente. Entre ellos existen los siguientes Tranquilizantes Bhramari, Ujjayi Vayu, Respiración Completa Vitalizantes Bhastrika, Kapalabhati, Surya Bheda Equilibrio Nadi Sodhana, Samavritti Refrescantes Shitali, Sitkari, Kaki Respiración  alternada (Sukha Pranayama), que sirve para equilibrar e igualar la corriente pránica que pasa por ambas fosas nasales. Además, es sedante y agudiza la concentración.

  • Para hacer algunas de las técnicas se utiliza el vishnu Mudra que es el de la imagen, no se utilizan para nada el dedo indice y medio, y el dedo pulgar se utiliza para tapar el orificio derecho de la nariz y el menique y el anular para tapar el orificio izquierdo de la nariz, alternando uno y otro según el pranayama.
  • Namasté,
  • Sofia Randall.