APRENDA A DESARROLLAR LA INTUICION

Intuición es la facultad de comprender las cosas al instante, sin necesidad de realizar complejos razonamientos.

La intuición (del latín intueri «mirar hacia dentro» o «contemplar») El término también se utiliza para hacer referencia al resultado de intuir:

“En realidad no sabía que ibas a estar allí, fue pura intuición”, “Nunca supe cuál era la fórmula química, simplemente mezcle los ingredientes por intuición”.

 

 

En el lenguaje coloquial, intuición se utiliza como sinónimo de presentimiento (tener la sensación de que algo va a ocurrir o adivinar algo antes de que suceda):

“Mejor vayámonos de aquí, mi intuición me dice que hay algo sospechoso en esas personas”,“Hija, recuerda que, más allá de todas los consejos que pueda darte, siempre tienes que hacer caso a su intuición”.

 

A nivel filosófico y epistemológico, la intuición está relacionada al conocimiento inmediato, directo y autoevidente. No requiere, por lo tanto, de ningún tipo de deducción.

 

 

 

Para la psicología, la intuición es un conocimiento al que se llega por un camino que no es racional; por lo tanto, no puede explicarse y, en ocasiones, ni siquiera puede verbalizarse: “¿Por qué decidí elegir esa puerta? No lo sé, fue por intuición”“La intuición me llevó a abandonar el coche justo un minuto antes que explote”.

La intuición, en definitiva, está vinculada a las reacciones repentinas o a sensaciones más que a pensamientos elaborados y abstractos.

En las disciplinas esotéricas o paranormales, la intuición puede ser considerada como unamanifestación de capacidades extrasensoriales, como la telepatía.

Es posible, de acuerdo a estas creencias, desarrollar la capacidad de intuición a partir de la meditación y otras prácticas.

 

 

La intuición puede ayudarnos a tomar decisiones correctas en el momento adecuado. También nos avisa que debemos tener cautela o seguridad frente a determinada situación.

Seguramente usted ha tenido la sensación repentina de que algo bueno o malo está por suceder; aunque no sepa cuál es ese algo, los hechos siempre le confirmarán su presentimiento.

Es muy probable que conozca a alguien con mucha suerte, que está siempre en el lugar exacto y en el momento preciso, y al parecer tiene el poder de atraer las oportunidades en todos los aspectos de su vida.

La capacidad intuitiva es una función inconsciente y, como tal, no se puede manifestar según nuestra voluntad.

Para los practicantes de yoga, por ejemplo, la intuición y la percepción sutil de la verdad son captadas por la cara frontal, llamada tercer ojo; este, por estar ubicado entre las cejas, permite que la cara frontal perciba el presente, el pasado y el futuro.

Por lo tanto, activándola (con técnicas de meditación), despertaríamos y se nos revelaría nuestra capacidad de intuir las cosas buenas y malas.

Los estudiosos de la mente humana, a su vez, confirman que las experiencias intuitivas parecen estar asociadas en su funcionamiento con el hemisferio derecho, responsable de actividades como la imaginación y la creatividad.

 

 

 

Nosotros cada día usamos el hemisferio izquierdo, relacionado con el raciocinio y el pensamiento crítico. Así, damos al hemisferio derecho pocas posibilidades de manifestarse.

Consecuentemente, dejamos de ejercitar nuestro potencial intuitivo.

Además de esto, varios estudiosos del tema sugieren que un estado de conciencia apropiado favorece la aparición de la intuición. Dicen ellos que las formas más adecuadas de desarrollarla son la serenidad y el silencio interior.

Algunas técnicas, practicadas regularmente, ayudan a adquirir el estado de conciencia adecuado para lograr el desarrollo de la intuición.

A continuación presentamos algunas de las más importantes, las cuales le servirán para mejorar el estado de ánimo y estar relajado.

 

 

 

 

MEDITACION

Este ejercicio debe ser realizado una vez por día, mínimo durante diez minutos.

Siéntese hacia uno de los lados de la cadera, manteniéndose recto, conserve la columna derecha, las piernas ligeramente dobladas y las manos colocadas sobre las rodillas, con las palmas hacia arriba.

Cierre los ojos y respire profundamente varias veces.

Imagine que usted está caminando solo por un lugar silencioso y lleno de luminosidad, donde se siente en paz y alegría consigo mismo.

Piense que usted se encuentra frente a una energía superior (por ejemplo, el sol, un cristal, un templo o sitio espiritual) que emite un rayo de luz: la intuición.

Imagine que usted está atrayendo esa fuente de luz y que está siendo envuelto por ella, sin ser perturbado.

Agradezca a la fuente por el presente recibido, y después de algunos segundos abra los ojos sin exaltarse o asustarse.

 

 

RESPIRACION NASAL

Este ejercicio debe hacerse como mínimo tres veces, durante cinco minutos. Practíquelo sentado, manteniendo la columna derecha y los ojos totalmente cerrados.

Tape la fosa nasal derecha con la punta del pulgar derecho.

Respire lenta y profundamente por la fosa nasal izquierda, inhalando, sin hacer mucho esfuerzo, una cantidad de aire un poco mayor de lo normal. Contenga la respiración por unos cuantos segundos.

Retire lentamente, de la fosa derecha, el pulgar.

Suelte todo el aire por la fosa derecha, lentamente y sin hacer ruido; contenga la respiración por unos dos segundos.

Respire por la fosa derecha, con la izquierda tapada y contenga la respiración por dos segundos.

Repita toda la secuencia y con seguridad se sentirá tranquilo y en paz.

 

 

 

RESPIRACION ABDOMINAL

Haga este ejercicio tres veces diarias, durante cinco minutos. Practíquelo sentado y con la columna recta, para que no se canse.

Coloque las manos debajo del ombligo, de modo que las puntas de los dedos medios se toquen.

Respire despacio por la nariz y empuje el abdomen hacia afuera. Sus dedos deberán separarse en cuanto su pecho se hinche. A continuación, contraiga y levante los hombros.

Contenga la respiración por unos segundos, sin esforzarse ni tensionarse.

Suelte el aire lentamente por la nariz, contrayendo el abdomen con suavidad.

Repita toda la secuencia.

 

 INTUICION YOGA


Este ejercicio debe ser practicado todos los días. Hágalo sentado, sin esforzarse mucho y sin exigir a su cuerpo más de su capacidad.

Siéntese, sobre un tapete, con las piernas cruzadas.

Coloque las manos detrás de su espalda y tome el pulso de la una con la otra.

Relaje los brazos, luego respire hondo y contenga la respiración lo más que pueda.

Doble levemente el tronco hacia el frente, aproximándolo al suelo. Cuando sienta que logra su límite, deténgase y conserve esa posición por diez segundos.

Suelte el aire en cuanto regrese a la posición inicial.

Descanse algunos segundos y repita el ejercicio cuantas veces crea necesario.

 

 

 MENTALIZACION CON CRISTALES

Este ejercicio debe hacerlo una vez al día.

Inclínese de frente hacia el suelo y coloque un cristal en medio de sus cejas.

Respire lentamente por la nariz y cierre los ojos.

Piense en un rayo de luz púrpura atravesando el cristal y penetrando en su cabeza.

Cuando esté bien concentrado, emita un sonido cada vez que suelte la respiración; continúe pensando en la luz púrpura.

Repita el sonido dos veces más.

Relájese por unos dos minutos y abra los brazos.

 

 

JUEGOS DE ADIVINACION

Esta técnica puede ser prácticamente a cualquier hora, en cualquier circunstancia. Consiste en intentar adivinar hechos o situaciones que estén de acuerdo con lo que a usted le sucede.

Tenga en cuenta el primer pensamiento que se le venga a la cabeza cuando se lleve a cabo algún pequeño suceso, aunque parezca absurdo; intente adivinar, por ejemplo:

Quién está llamando cuando el teléfono suena.

Cuál será el resultado del baseball o de cualquier otro juego.

Qué le sucederá mañana.

Qué ropa usará un colega el día siguiente.

Cuál será la próxima canción en la radio.

Cuál será el primer carro que usted verá llegar a su casa.

Para evaluar sus progresos, anote diariamente en una libreta sus aciertos y errores. Usted comprobará que cada vez será más acertado en los juegos de adivinación.

 

 

 

 

 PANTALLA MENTAL

Este procedimiento, conocido también como visualización interior, debe ser usado cuando usted llama su atención para resolver determinado problema (por ejemplo, recuperar un objeto perdido o encontrar la mejor manera de iniciar una tarea complicada). Los resultados serán más eficaces si usted ha practicado los ejercicios anteriores durante algunas semanas.

Sentado, relájese y cierre los ojos. Después, represente la situación que lo preocupa, imaginando, con el mejor realismo posible, a las personas implicadas.

Imagine lo que sentiría en esa situación, o lo que vería en el comportamiento de otros personajes. Deje transcurrir la escena, antes de que los acontecimientos y los personajes olvidados adquieran vida propia.

Salga del escenario y pase a verlo desde afuera, como si estuviese asistiendo a una escena de la televisión o del cine. Véase a sí mismo frente a los problemas que quiere resolver. La respuesta que surja en la pantalla será la solución que usted estaba buscando afanosamente.

Es posible que, al principio, los acontecimientos que aparecen en la pantalla mental sean proyecciones de sus miedos o deseos formados en el inconsciente. Pero, con un poco de técnica, usted acabará atrayendo lo que más le interesa. Por tanto, es necesario que fortalezca su vida con positivismo.

 

PARA ATRAER LA INTUICION

Nuestros comportamientos y hábitos pueden atraer o bloquear la intuición. Vea cuáles son las actitudes más propicias para que ésta se manifieste siempre en su cotidianidad y usted pueda obtener ventajas.Aproveche la ayuda que sus reflejos intuitivos le pueden ofrecer. De lo contrario, ellos serán más esporádicos y le harán revelaciones ambiguas.

 

 

 Tenga confianza en sus sentimientos y en la voz interior que, gracias a la nueva era, son cada vez más fuertes para orientar sus decisiones.

Valore sus conquistas aunque puedan parecer insignificantes.

Evite recriminarse todo el tiempo por sus errores.

Confíe en que sus problemas podrán ser resueltos de la mejor manera posible. Usted se lo merece.

Acepte los imprevistos con serenidad y buen humor.

Evite llevar el trabajo, las obligaciones y su vida en general, demasiado en serio.

Aprenda a reírse de usted mismo.

Esté dispuesto a los cambios y situaciones nuevas.

Cambie su rutina diaria siempre que le sea posible.

Asuma riesgos de vez en cuando.

Desarrolle alguna actividad creativa o artística.

Al pensar en su futuro asuma que éste le aguarda más éxitos que fracasos.

Cuando se disguste con otras personas,  haga que ellas tengan conciencia de lo sucedido.

Cuando tenga enfrente una serie de tareas, intente hacerlas todas al tiempo, en vez de terminar una para luego comenzar la otra.

Al afrontar un problema difícil, intente primero resolverlo solo, antes de pedir ayuda a otras personas.

Biblioteca personal de Carlos Manuel

reikitepic.wordpress.com

Tomado de http://cusihuasi.ning.com/group/meditacionesplanetarias