Tag Archive: consciente


 

La respiración consciente es una poderosa herramienta que todos aún podemos utilizar gratuitamente. Primero, porque el aire sigue siendo gratis. Segundo porque nuestra vida depende por completo del acto de respirar.
Respirar es igual a vivir. No respirar es igual a morir. Respirar superficialmente es igual a vivir superficialmente. Respirar conscientemente es igual a vivir conscientemente. Cuando nacemos hacemos una larga y profunda inspiración. Cuando morimos hacemos una superficial y débil espiración.
Desde nuestra primera inspiración hasta nuestra última espiración, nos encontramos dentro de una larga sucesión de continuas respiraciones. De la respiración y de los latidos de corazón dependen el resto de las funciones vitales de nuestro cuerpo, he aquí su importancia. Pero a diferencia de lo que ocurre con nuestros latidos cardiacos, a nuestra respiración sí la podemos controlar conscientemente, manejarla y experimentar sus beneficios. Así podemos ir ganando energía extra y revitalizarnos por completo, fortaleciendo nuestra inmunidad contra enfermedades.l
Los seres humanos en su estado natural no necesitan instrucciones sobre cómo respirar adecuadamente ya que de la misma manera que los niños, respiran natural y correctamente. Pero como adultos domesticados vamos adquiriendo hábitos de nuestra civilización moderna, repitiendo las costumbres perjudiciales sobre cómo caminar, pararnos, sentarnos, comer y respirar.
Respirando inconscientemente no le estamos dando importancia a este magnifico recurso, y el resultado es una respiración superficial que apenas nos alcanza para sobrevivir. Y sin energía suficiente nos transformamos en presa fácil para los oportunistas.
Una respiración consciente es igual a un mayor suministro de fuerza vital. Pero ¿Qué es la respiración en si?
La respiración es un proceso doble, donde inspiramos aire oxigenado y exhalamos el dióxido de carbono. El aire inspirado va hacia los pulmones y allí el oxigeno pasa a la sangre a través de las finas paredes alveolares llegando a nuestra circulación general. La sangre, mediante los glóbulos rojos, transporta el oxigeno primero hasta el corazón y de ahí pasa por las grandes arterias hasta llegar a los capilares donde entra a cada célula para que así respire todo nuestro organismo. De esta forma, el oxigeno que se consume se renueva, y el dióxido de carbono producto de la respiración de nuestras células se limpia.
Ahora podemos entender por qué las consecuencias de una respiración deficiente y superficial son siempre las mismas:
  • Cansancio.
  • Poca resistencia contra enfermedades.
  • Nerviosismo.
  • Pensamientos superficiales e irregulares.
  • Incapacidad para concentrarnos profundamente.
  • Debilitamiento progresivo.
Con una inspiración profunda oxigenamos mejor todo nuestro cuerpo, incluido es cerebro que se beneficia particularmente con dosis adecuadas de oxigeno. La exhalación tiene la misma importancia. ya que las células saturadas de dióxido de carbono lo descargan a la sangre como producto de desecho, que vuelve a los pulmones por la sangre venosa y así es eliminado con la exhalación. Y una vez más el ciclo comienza nuevamente.
Podríamos resumir esto diciendo que con cada inspiración nos oxigenamos energizándonos. Y con cada exhalación nos limpiamos de desechos, ganando salud, energía, fuerza y vitalidad.
¿Cómo podemos convertir una respiración breve, entrecortada y superficial en una respiración consciente?
Lo primero que tenemos que saber es que sin relajar la pared abdominal no es posible una respiración profunda y completa, lo demás es práctica. A continuación, se ofrece un ejercicio básico para controlar la respiración conscientemente:
1.Nos acomodamos en tiempo y espacio, relajándonos y conectándonos con lo que estamos haciendo.
2.Nos recostamos, sentamos o acostamos, siempre con el cuerpo alineado.
3.Ahora vamos a llenar de energía nuestro cuerpo, por lo que antes debemos vaciarnos expulsando todo el aire lentamente por la nariz.
4.Colocamos nuestras manos sobre la zona del ombligo para sentir los movimientos que realizaremos.
5.Comenzamos a inspirar lenta y profundamente sin mover el tórax ni los hombros, solo dejando que nuestro abdomen se “infle” (se distienda).
6.Sentimos como nos llenamos de aire con energía vital y como nos vaciamos por completo limpiándonos de los residuos, observando como nuestras manos apoyadas en el abdomen se mueven con cada respiración. Así, vamos profundizando la respiración hasta llegar a un ritmo respiratorio que nos resulte confortable.
7.Realizamos varias respiraciones abdominales profundas y completas hasta ir incorporando nuestro nuevo ritmo respiratorio.
Que este simple ejercicio se convierta en un acto cada vez más fluido y natural, es solo cuestión de práctica. Si logramos esto, conseguimos manejar la herramienta más poderosa de control personal que tenemos a nuestro alcance. Esto puede salvarnos garantizándonos salud y paz en momentos complicados, por ejemplo en un ataque de pánico o una crisis de ansiedad.
Respirar conscientemente es oxigeno para nuestro físico, tranquilidad para nuestra mente, un tiempo para nuestro espíritu, un descanso para nuestras emociones.
Tan importante como la forma en que estamos respirando es la calidad del aire que respiramos, pero aquí dependiendo de donde elegimos o nos toca vivir, no será tan fácil de manejar.
Anuncios

1. Para aclarar las metas o lograr lo que se desea, es muy importante esclarecerse profundamente y sentirse satisfecho y agradecido con todo como es y ha sido.

Muchos se sienten destrozados interiormente o sienten un vacío que algunos llenan con una o más adicciones, porque se han cortado del origen de la vida, es decir, consciente o inconscientemente han expulsado  de su corazón a su papá, a su mamá o a los dos. Si no está energéticamente conectado con alguno de ellos, le falta vitalidad y fuerza y como menciona Hellinger, si sólo tiene la mitad de la fuerza vital, se vuelve depresivo.

Recordemos que la depresión no es sólo una sensación de tristeza y enojo e impotencia sino también una sensación de vacío porque le falta el padre o la madre en el corazón, hay una separación en su centro y sólo una parte está llena y satisfecha.

Hellinger opina que cuando logramos respetar y amar a nuestra madre y a nuestro padre subimos el primer escalón de la plenitud y el regocijo dejando atrás a la depresión y nos invita a que este logro se le viva como una gracia y como un regalo.

2. Hay miembros de nuestra familia que han sido olvidados, no reconocidos, expulsados o injustamente tratados. En el momento en que les damos un lugar en nuestro corazón, nos sentimos plenos y libres, cuando no lo hacemos sentimos el vacío y muchos nos identificamos con ellos, afectando de diversas maneras nuestra vida.

Es importante que aunque no hayamos conocido a algunos, incluyamos en nuestro corazón a los abuelos, bisabuelos, tíos y tías, los que hicieron un lugar para nosotros, como parejas anteriores de nuestros padres o niños abortados, niños muertos pequeños, los que han tenido un destino trágico y todos lo que pertenecen. Hellinger ha visto que con una sola persona excluida nos sentimos imperfectos o incompletos y que cuando todos están en nuestro corazón no sentimos perfectos. Esta verdadera perfección tiene un efecto maravilloso en nuestra vida.

 

Por lo anterior expuesto, es que en casos de depresión o sanación de cualquier índole al ayudar nos enfocamos en que algo se ordene y se integre en la familia, al lograrlo surge una sensación de felicidad y de liberación que tiene un efecto en el cuerpo físico. A la par, este trabajo (con el enfoque de las Constelaciones Familiares) se realiza en una gran sintonía con dos grandes Fuerzas, fluimos con el río de la vida y con el río de la muerte porque dentro de esta corriente se dan tanto la gracia y la sanación como la enfermedad y la muerte pero las vivimos con gran serenidad, permitiendo que tanto la salud como el estar enfermo sea significativo y grande y que morir en el momento apropiado sea significativo y grande.

Sony González.

Fuente: El Manantial no tiene que preguntar por el camino. Bert Hellinger. Editorial Alma Lepik. 2007.

 

Sonia González.

Hola queridos lectores,  compartí la importancia de escuchar los deseos más profundos como impulso para trascender las ideas que nos provocan problemas y para mejorar la relación de pareja. Hoy abordaré la grandeza y la congruencia ya que nuestra grandeza surge al ser y actuar de acuerdo a nosotros mismos siguiendo nuestros talentos, deseos o intuiciones. Emerson señala que “es un signo de auto respeto escuchar  la dirección que nos guía hacia nuestra expresión de grandeza en el mundo. Así el respeto a uno mismo atrae y se dirige hacia la integridad de nuestro ser en lugar de estimular nuestra idea de carencia en la relación y en la vida.Ésta lealtad a uno mismo provoca fuerza que da energía a la relación de pareja al compartir la inmensa alegría de vivir.

Vivir para el ser humano es lo más grande y cierto que sin duda alguna puede hacer, quizás por ello Lepp dice que “la existencia es lo que constituye la esencia del hombre, una existencia en la que cuando va a lo más profundo de su ser anhela llegar a una mayor autenticidad, satisfacción, felicidad y plenitud y entre más auténtico y consciente sea, los sucesos de la vida misma los vive de manera más liviana y el profundizar en el sí mismo, más intenso.

Si desarrollamos y expresamos nuestros talentos nos sentimos integrales lo cual podemos confirmar preguntándonos si disfrutamos hacer las cosas que hacemos bien o sí al estar realizando lo que nos apasiona la personas se acercan a nosotros, Emerson dice que este es el talento natural: una capacidad guiada por la pasión, que estalla desde dentro y atrae a los demás. Al asumir la valentía para desarrollar nuestra capacidad de creación y al sentir la pasión por lo que hacemos nos protegemos contra la adicción afectiva y nos preparamos para amar a nuestra pareja.

Para Emerson grandeza es poder actuar desde la totalidad y aunque estamos imposibilitados para actuar siempre como un todo, al integrar nuestras partes rechazadas y enterradas se nota que de nuestro interior emerge una fuerza nueva. La grandeza aparece cuando todas nuestras partes trabajan al unísono en forma conveniente y coherente, y aunque este proceso dura toda la vida, cada paso que damos hacia la totalidad nos acerca a la grandeza y lo que tenemos que hacer es comprometernos a desarrollar nuestra más alta naturaleza desarrollando nuestra vocación y misión, abrir nuestro corazón, escuchar a nuestro espíritu y realizar lo que permita emerger nuestra poderosa naturaleza. Emerson añade que este tipo de grandeza reporta la alegría y satisfacción que viene de vivir la vida a nuestra máxima capacidad.

Al conocernos sinceramente, expresarnos ciertamente y realizarnos positivamente experimentaremos la energía divina de la cual todos somos una parte y podremos enriquecernos en la relación de pareja de manera satisfactoria y  recíproca.

La congruencia se va logrando al volvernos más conscientes y al tomar nuestro camino de luz en donde damos un servicio a favor de la vida, así tenemos fuerza del espíritu, nos movemos más fluidamente al no estancarnos en lo que no consideramos importante ni buscamos aferramos para sentirnos protegidos o protectores, logramos decir te amo sabiendo que podemos prescindir de la pareja. Esto atemoriza a los inseguros y dependientes pero así se ama con una paz especial aunque no sea perfecta, como dice Riso, hay deseo pero no adicción. ¡Lo mejor siempre!