Tag Archive: villanueva


Sonia González

El amor maduro se da en el compartirse en el presente no en el amarrarse para protegerse del pasado y futuro y del miedo a sentirse solo e inseguro. Cuando nos sentimos a gusto solos, no buscamos una relación para aquietar nuestra inquietud ni culpamos a nuestra pareja de nuestra incomodidad. Sabemos estar a gusto con nosotros mismos y podemos sentirnos cómodos en el aquí y el ahora porque nos dejamos ser tal y como somos y porque hemos aprendido a asentir a muchos momentos tal y como son.

El momento presente con la pareja sólo existe si hay presencia en la relación la cual se da cuando hombre y mujer se encuentran, se miran y se tocan espiritualmente, algunas personas no pueden ni siquiera mirar profundamente a su pareja. Cuando estamos experimentando el momento presente nos sentimos radiantes y el tiempo transcurre sin percatarnos, para Tolle cuando enaltecemos el momento presente el desamparo, la desdicha y el cansancio se diluyen porque entonces es cuando podemos sentir la alegría que la vida y tu pareja te traen. Agrega que cuando estamos presentes con la pareja cualquier cosa que hacemos queda imbuida de un sentido de calidad, cuidado y amor, hasta lo más simple.

Para Villanueva al dejar de defendernos desde el egoísmo del pasado nos entregamos a la vida para vivir en plenitud la eternidad del presente siguiendo la verdad que está en lo profundo del corazón. Sólo así podremos fundirnos con nuestra pareja.  Hellinger comenta que muchas personas piensan que el sentido de la vida es algo enorme y que el propósito de la vida es un gran propósito, pero el sentido y propósito de la vida es sólo que vivamos aquí y ahora porque tenemos la completud de la vida, si nuestra atención está dirigida al momento presente. Así que podemos disfrutar una relación de pareja cuando podemos estar totalmente presentes pudiendo vivenciar ese momento plenamente como es sin poner resistencias diciendo “sí” a ese instante y cuando lo vivimos nos sentimos agradecidos con la existencia.

Para disfrutar es importante escuchar las voces internas para elegir lo que realmente queremos hacer y la elección también nos haga sentir plenos y en paz al ser coherentes con nosotros mismos y no traicionarnos. Disfrutar tiene que ver con lo que se va valorando en el proceso de vida y con la sensación de paz que produce el vivir de acuerdo a ello.

Disfrutar son momentos en los que el tiempo que pasa no lo juzgamos perdido, son momentos que se experimentan con una sensación de plenitud, con la certeza de que lo que se está haciendo vale la pena, con la sensación de que no falta nada y te hace más feliz darte cuenta que lo estás viviendo.

Para gozar la presencia de la pareja es necesario valorarla. Se le da valor a lo que nosotros respetamos como algo muy preciado o que para nosotros es significativo, porque es de utilidad para nuestro crecimiento o de provecho para nuestra alma. Le damos gran significación y gran peso a lo que para nosotros es trascendental. Valorar a la pareja es ver que el otro posee cualidades que significan algo primordial para nosotros, lo cual nos permite interesarnos ó querer compartir nuestro tiempo, nuestra vida con él o con ella. Muchas veces nosotros poseemos esos valores por lo que nos movemos hacia determinado camino ante la vida y nos parece atractivo acompañar nuestra vida y nuestro tiempo con alguien que comparte algunos de nuestros valores más importantes. Sólo pudiendo estar presentes podemos unirnos y por lo tanto amarnos realmente. ¡Lo mejor!

Sony González

Hola queridos lectores. Retomando los resultados de la investigación a parejas surge que la libertad es clave para el éxito de una relación. Para Villanueva el primer obstáculo existencial para el desarrollo es el miedo a reconocer la libertad de elegir y por otro lado para Lepp en el ser humano está el ardiente deseo de realizar la autenticidad de su existencia por lo que tiene que crear el propio camino.

Tanto el miedo a tomar la libertad para elegir como el deseo de realización auténtica está presente en las relaciones de pareja por lo que para desarrollar su relación y construir su destino como pareja necesitan tomar su voluntad y usarla para lograr darse cuenta de lo que haga falta y para crear lo que quieren, lo cual se consigue sólo mediante sus decisiones.

Asumiendo la libertad se puede determinar la clase de relación que se quiere tener con la pareja y es la libertad la que también nos lleva al reconocimiento, a la lealtad, a la fidelidad, a la gratitud y al compromiso. Para Lepp la libertad es la característica de la realidad humana porque el hombre está llamado a realizarse a sí mismo ya que está por-ser-lo-que-es, por lo que para lograr lo que se quiere ser en la relación de pareja se necesita decidirlo. Lepp agrega además que el hombre se realiza al decidir.

Queramos o no, el responsabilizarnos de nuestro desarrollo y de nuestra felicidad en la relación de pareja depende de elegir el propio camino, así que desde esta perspectiva no tenemos opción se está obligado a elegir y si eliges no elegir el camino, la relación y tu vida anda sin rumbo. Es importante considerar que somos seres totales por lo que para elegir con sabiduría lo que realmente queremos es necesario percibir ampliamente, escuchar nuestras sensaciones además de nuestra razón y comunicarnos con la pareja, porque para que exista una relación se necesitan dos.

Y más allá de esto, en esta vida tal y como es con lo que podemos comprender y lo que no, está en nosotros tanto, el deseo de buscar la verdad, por lo menos nuestra verdad, como la voluntad de vivir y que nuestra relación de pareja viva o se muera o renazca de manera diferente, por lo cual cuando las parejas entran en desequilibrio tienen que tener la voluntad absoluta de realizar un cambio definitivo en su relación para que se defina. En cuanto a esto Villanueva dice que el ser humano necesita dirigir su voluntad individual hacia el descubrimiento de la verdad para que la voluntad transpersonal pueda florecer y conducir al hombre hacia su plena auto realización.

Así la decisión se convierte en factor determinante para poder lograr el disfrute del amor en la relación de pareja. La decisión no es una salida falsa, se toma sólo después de haber atravesado el dolor en la crisis donde apareció la luz para ubicar el rumbo, decidirlo y comprometerse con él ya que como dice Yalom, la decisión es el puente entre el deseo y la acción porque te compromete con ella. Stain también opina que el ser humano necesita usar su libertad para cambiar el rumbo, porque decir soy libre es ´yo puedo y quiero´.

Al expresar lo que se decide y al mirarse a los ojos compromete y se define al mismo tiempo y se así establece un verdadero compromiso porque como expone Lepp sólo la elección que pone al hombre en relación con otro ser, constituye para él un verdadero compromiso y opina que si no la emplea en un compromiso es una libertad inútil y agrega que aunque se evalué la opción cualquiera lleva su riesgo.

¡Lo mejor!